Dra. Silvina Peirú
M.P. 31274/9 R.E 11853

Obstetricia - Parto respetado

Acompañamiento del post-parto, lactancia y crianza

El nacimiento de Conrado

A mediados del año 2010 sentimos que era el momento de buscar a nuestro hijo... O fue nuestro hijo quien sintió que era el momento de llegara a nuestras vidas... eso no lo sabemos, pero lo que si sabemos que nos sentíamos seguros para encontrarlo y traerlo al mundo... a nuestro maravilloso mundo, a nuestra familia.... Fue así como pasaron unos días hasta que mi regla estuvo ausente por lo que realizamos el test y si... Ya estaba en camino...

El 20 de agosto de ese año supimos que nuestra vida cambiaria para siempre... que nuestro amor había dado su primer gran fruto... que una nueva vida ocuparía lugar en nuestros días...

El embarazo se desarrollo perfecta mente solo tuve un par de miedos como primeriza pero a medida que nuestro bebino crecía en mi vientre me sentía más segura de todo.

El 4 de enero supimos que era un varoncito... un varoncito al que llamaríamos Conrado Gastón...

El miércoles 16 de febrero comenzamos con el curso de pre-parto, un momento maravilloso para compartir con nuestro hijo... una conexión que por mi propio medio no lo hubiese realizado.

En cada clase termine por derramar una lagrima... era inevitable para mi sentirlo, imaginarlo, vivirlo, desearlo... también participaron los papas, fueron maravillosas las dos oportunidades en que estuvieron ellos presentes... El expresarse todo el amor el uno para el otro, el brindarle a nuestro hijo todo ese sentimiento, el sentirnos unidos por algo tan fuerte como la vida misma... la vida que deseamos con todo nuestro amor... el saber por medio de unos simples ejercicios que él estaría con migo en cada instante, el sentirme completamente segura de que él me guiaría de una manera perfecta... el seguir descubriendo al gran hombre que elegí para formar una gran familia... todos estos momentos vividos se los tengo que agradecer a las dulas del taller que lo hicieron magnifico... y al bello grupo de mamas que formamos que de hecho seria magnifico que siguiéramos siempre en contacto.acimien.

Nuestra fecha de parto estaba dada para el 30 de abril... el 28 empecé a perder el tapón mucoso, al día siguiente sentí pequeñísimas contracciones durante todo el día como si fuera un dolor de ovarios, llegada las 2 de la mañana aproximada mente esas suaves contracciones se volvieron más intensas, cada 15 minutos aproximada mente podía sentir una de ellas.. Paso un día más... lo viví como un día normal.. me levante desayune seguí con mis que haceres, almorcé, antes de las cuatro vino gabi, mas tarde vino Karin a quien elegimos como la madrina para nuestro bebe, tomamos mates, pasamos la tarde... durante el día de todos modos me relaje varias veces en la bañera.. Ayudaba mucho con cada contracción... llegada la noche puede encontrar el punto exacto de la respiración y así pasaron a ser prácticamente inexistentes... durante el día me mantuve muy comunicada con Adriana... mi dula... Pues silvina estaba en otro parto... estaba con flor, quien también estaba esperando a su hijo.

Finalmente pasada la media noche me llama mi obstetra que ya había nacido Auca y que estaba volviendo al pueblo, que cuando llegaba pasaba a ver como seguía todo... escucharíamos el corazoncito de nuestro bebino y demás, por lo que a las 00:45 hs llamo a la puerta de nuestra casa... escuchamos su corazón que latía en forma perfecta y mi dilatación ya estaba casi lista para la llegada de nuestro hijo... Sus palabras fueron: estas con seis de dilatación... ya estas... En ese momento sentí un mar de sensaciones... no podía creer que era práctica mente un instante el que me separaba de tener a mi hijo en brazos.

Fue por mi dula y poco más tarde comenzamos a preparar el ambiente para recibir a esta pequeña personita que paso nueve meses dentro de mi vientre...

Cada uno ocupo su espacio en ese momento, en ese lugar... solo había un pequeño resplandor dado por la noche y la luz de las velas... un poco de música de fondo... y un clima perfecto repleto de toda la buena energía para recibir a este bebe... pasado un tiempo encontré con la ayuda de silvi y Adriana la forma perfecta para comenzar a pujar... colocaron un banquito (que tiene las forma de una herradura) delante del sillón y ahí me senté... Gaby me sujeto durante todo el parto y me contuvo abrazándome por detrás (el sentado en el sillón) a esta altura ya estaba con la dilatación en el punto perfecto para comenzar mi labor... fue así como en la primer contracción y pujo se rompió mi bolsa... mi bebe ya estaba por nacer... con cada pujo y el trabajo de el atravesaba el canal de parto hasta que llego el momento de la coronación... en ese momento recuerdo que pase por un pequeño momento de negación... de llanto... de desesperación... de pasión... de amor.. De un deseo incontrolable porque ya nazca ese nuevo ser...

Fue en este momento en el que recebi todo el apoyo de mi amor, la dula, mi obstetra y esa fuerza que me transmitieron termino en dos pujos mas con el nacimiento de este hermoso bebe siendo las 02:30 de la madrugada... había llegado el momento... estaba en mis brazos... desde el momento en que lo vi sentí un amor inmenso... vi al bebe más hermoso del mundo en mis brazos... vi a nuestro hijo por primera vez en toda mi vida... un momento imposible de olvidar...

3 hs del 1 de mayo estábamos piel a piel papá, mamá y nuestro pequeño hijo en nuestra cama, en nuestro hogar... Silvina y Adriana se despidieron de la manera más cálida y se fueron a seguir con su trabajo... el hijo de laetitia también estaba por nacer...

Quiero agradecer desde lo más profundo de mi corazón principalmente a Silvina Peiru por luchar por el parto humanizado, por respetar a la mujer y a esa vida que esta por nacer... por hacer del parto un recuerdo maravilloso principalmente por que se y soy consciente de todo lo que implica llevar adelante esto... tanto social como personal... gracias silvi por estar y gracias a la vida por llevarme al punto exacto para que vos y yo nos podamos encontrar...

Gracias a las chicas del taller por el espacio y cada momento que nos ayudaron a disfrutar de nuestro embarazo.

Gracias mi amor por que sin vos nada de esto hoy seria realidad... sobre todo gracias por apoyarme en lo que yo quería

GRACIAS POR DECIRME SI AL PARTO EN CASA!!!

Volver

Dra. Silvina Peirú
Julio A. Roca 640 - Villa General Belgrano - Córdoba - Argentina | Tel: (03546) 15 453133
Turnosweb.net
Casa de salud
Backoffice Diseño Web